Lavanda (Lavendula Angustifolia)

Lavanda (Lavendula Angustifolia)

4.50 

3 disponibles

Lavendula Angustifolia. Conocido por sus propiedades calmantes, las hojas de lavanda se han utilizado durante siglos de diversas maneras para ayudar a calmar dolores y equilibrar el cuerpo con masajes.

Compartir

Hojas de Lavanda

Conocido por sus propiedades calmantes, las hojas de lavendula angustifolia se ha utilizado durante siglos de diversas maneras para ayudar a calmar dolores y equilibrar el cuerpo con masajes. Con un aroma rico y calmante, el aceite esencial de lavanda se utiliza a menudo para ayudar a relajar los sentidos antes de acostarse.

Uso de la lavendula angustifolia

Las aplicaciones de la Lavandula Angustifolia son diversas y versátiles:

  1. Perfumería: Su exquisito aroma la convierte en un ingrediente clave en la elaboración de perfumes. Además, se utiliza para aromatizar armarios y cajones, generalmente colocando pequeños sacos con flores de lavanda en su interior.
  2. Decoración: Su color, fragancia y aspecto visual la hacen ideal para decorar cualquier espacio. Tanto las flores recién cortadas como los ramos de lavanda secos se utilizan con frecuencia en la ornamentación.
  3. Propiedades medicinales: La lavanda posee propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y sedantes. Se emplea en forma de aceite, infusión o como componente en diversos productos farmacéuticos. El aceite es especialmente útil para sanar y aliviar heridas y quemaduras. Además, debido a su efecto sedante, facilita conciliar el sueño y resulta eficaz contra las jaquecas y migrañas cuando se aplica mediante masajes en las sienes y la nuca con aceite esencial de lavanda.

Cómo preparar té de lavanda

Preparar una infusión de lavanda en casa es un proceso sencillo que te permite disfrutar de sus beneficios en tu rutina alimentaria. Sigue estos pasos para hacer tu propio té de lavanda:

Ingredientes para el té de lavendula

  • 1 cazo de agua
  • 1 cucharada sopera de lavanda seca
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
  • Unas gotas de limón (opcional)

Instrucciones para la preparación de la infusión:

  1. Hierve agua en un recipiente y luego agrega unas cuantas hojas y flores secas de lavanda. Deja que repose durante 10 minutos.
  2. Una vez transcurrido este tiempo, cuela el agua y ya tendrás listo tu té.
  3. Si lo deseas, puedes añadir una pequeña cucharadita de miel para endulzar la infusión.
  4. O, si prefieres el sabor del limón, puedes incorporar unas gotas de su jugo.

Se recomienda consumir esta infusión por la noche, ya que muchas personas afirman que su efecto en el organismo es más pronunciado y beneficioso en ese momento. Sin embargo, también puedes disfrutar de esta infusión en cualquier momento para relajarte y desconectar, incluso si no tienes molestias o dolores específicos.

 

Aún no hay valoraciones.

Sé el primero en valorar «Lavanda (Lavendula Angustifolia)»

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¡No tienes productos en el carrito!
0
Contains the closing of the #content div and all content after